La periodoncia es la rama de la odontología que trata las enfermedades de las encías y del hueso que soporta al diente. Los malos hábitos de higiene bucal, mala técnica de cepillado, fumar,…etc ocasionan acumulación de restos de alimentos y otros irritantes que favorecen la proliferación de bacterias que producen substancias que inflaman e irritan las encías. Es una de las enfermedades más comunes y presenta los siguientes síntomas: sangrado de encías, mal aliento, inflamación de encías, movilidad de piezas dentarias,…
Consta de dos fases; la primera gingivitis en la que encontramos acumulación de placa y sarro en la línea de la encía y si esta no es eliminada aparece la segunda fase, la periodontitis, sarros y placa por debajo de la línea de la encía.
Para evitar llegar a este estado nuestras clínicas ponen a su alcance los siguientes tratamientos de prevención o curación.
FASE HIGIÉNICA:
A través de un control de placa para determinar las zonas más afectadas, utilizamos instrumentos ultrasónicos de última generación para eliminar la placa y el cálculo.
Instruimos a nuestros pacientes en cuidados individualizados y personales de cómo deben cepillarse, pasarse el hilo dental, cepillos interproximales, enjuagues, pastas dentífricas,…
LIMPIEZA BUCODENTAL:
Este tratamiento se caracteriza por utilizar instrumentos manuales y ultrasónicos para quitar el cálculo que pudo seguir después de la fase higiénica y eliminar las manchas adheridas a los dientes. Este procedimiento dura entre 30/45 minutos y finalizamos con una cubeta de flúor, beneficioso para reducir la incidencia de caries, remineralizar el esmalte de los dientes entre otros.
LA REALIZACIÓN DE LIMPIEZAS BUCODENTALES PERIODICAS ES FUNDAMENTAL PARA MANTENER LA SALUD DENTAL Y DE LAS ENCÍAS.
TRATAMIENTO PERIODONTAL:
Para los casos de periodoncia llevamos a cabo un tratamiento básico que consiste en la eliminación de bacterias acumuladas en las superficies de las raíces de los dientes mediantes raspados y alisados radiculares con curetas, así como el análisis detallado de los defectos que puedan presentar las piezas dentales para evitar la acumulación de placa en estas zonas más conflictivas.
TRATAMIENTO DE MANTENIMIENTO:
Es importante después de realizar cualquiera de estos tratamientos mantener una constancia y una vigilancia preventiva. Nuestros pacientes son revisados cada 4 o 6 meses para verificar que su estado de salud bucal sigue siendo óptimo.